Blog EGION 

Sobre cómo abrir una puerta.

17 Junio 2019

Raro es aquel a quien no se le haya enganchado el abrigo o la chaqueta en la manilla de la puerta al pasar con prisa junto a ella, maldiciendo, muy probablemente, a ese objeto del diablo que ha frenado de manera brusca nuestra trayectoria.

Manillas, uñeros, golas… todos estos sistemas de apertura llenan cada espacio, a pesar de que en muchas ocasiones no nos percatemos de ellos. Las manillas no sólo se emplean para abrir puertas de paso entre estancias o dar acceso a una vivienda o a un edificio. Las manillas también las encontramos en armarios y muebles, ya sean muebles fijos o móviles.

Fabricante FSB. Manilla modelo NOUR, diseño por Edward Van Vliet.

Al pensar en una cocina, por ejemplo, no somos conscientes de la cantidad de veces al cabo del día que usamos estos mecanismos de apertura y de cierre en cada acción que hacemos. La inercia y la cotidianidad hace que el uso de estos elementos se haga de manera automática y sin reparar en ellos, pero cuando una manilla o un pomo no funciona bien, se atasca o se encuentra algo suelto, nos percatamos de ello una y otra vez. 

Fabricante FSB. Manilla modelo ONE, diseño por Piet Boon.

Como vimos en anteriores entradas, tanto en el diseño de interiores como en el diseño de estos pequeños mecanismos, se evoluciona buscando un mayor confort y una mayor integración con el ambiente de la estancia, diluyéndose con otros elementos u ocultándose dentro de los mismos, con el fin de cumplir su función sin ser vistos.

Los sistemas tradicionales de manilla sin duda siguen estando de plena actualidad, por comodidad, por facilidad de montaje, por precio y también por la gran cantidad de variantes existentes con respecto al diseño. Grandes fabricantes de este tipo de accesorios como pueden ser JNF, Formani, FSB, ARCON o la firma italiana Olivari, proporcionan modelos con diferentes diseños y acabados que bien pueden cumplir las necesidades de cada proyecto.

Fabricante Olivari. Manilla modelo Lama. Proyecto Vivienda C24. Carlos Pedraza Arquitectos Asociados. Ejecutado por EGION.

El diseño también ha permitido que ciertas manillas pasen a formar parte de la propia hoja, volviéndose casi invisibles hasta su accionamiento. Pero existen otras alternativas para la apertura y cierre de puertas y armarios. Hablamos de, por ejemplo, el sistema de uñeros o golas.

Fabricante ARCON. Manilla invisble NO-HA.

Los uñeros son un sistema que permite tanto abrir como cerrar puertas y muebles de una manera sencilla, sin necesidad de tener un elemento que sobresalga fuera del plano de la puerta. Los tipos de uñeros son muy variados, algunos de ellos se conciben como piezas metálicas que son incrustadas en la hoja de la puerta, como por ejemplo las cazoletas de acero inoxidable del fabricante JNF.

Fabricante JNG. Modelo Flush Handle for Sliding.

Por otro lado, los uñeros pueden formar parte de la propia hoja de la puerta a través de un rebaje que permita tener el espacio suficiente para, con los dedos, abrir y cerrar la puerta. Para este tipo de apertura habrá que tener unas dimensiones mínimas en cuentan, para hacer posible la entrada de los dedos y tener el suficiente espacio para poder tirar de la hoja. Estas medidas podrían estar entre 25mm de ancho y 10mm de profundidad aproximadamente, pero siempre podrán adaptarse a parámetros de diseño y a otros condicionantes.

De la misma manera hay que pensar que este sistema de uñero también puede ser empleado de manera vertical, creando una composición diferente y un ritmo a lo largo de una pared revestida de armarios. En ese caso se puede combinar un uñero oculto a la altura de un metro o un metro con diez en el canto de una de las hojas, con un rebaje en forma de media caña en la hoja contigua, que llegue hasta el suelo. Con ello se permite una composición asimétrica de una doble hoja de armarios prescindiendo de herrajes metálicos o manillas.

Detalle de uñero vertical en armario.

Esta forma de abrir una puerta también puede darse el caso de que sean orificios pasantes, que atraviesan la hoja y sirven para su apertura y cierre. El diseño de los uñeros, su forma, tamaño, posición y sobre todo composición dentro de, por ejemplo, una armariada de cocina puede ser enorme. Además, en ciertos muebles, como puede ser el caso de la puerta que oculte el frigorífico o la lavadora, podría emplearse tiradores más discretos, pero de más fácil accionamiento, basados en una pletina en L fijada al canto de la puerta en cuestión.

Ejemplo de tiradores pasantes.

Fabricante DICA. Tirador de armario tipo pletina.

Otro sistema muy recurrente sobre todo en cocinas es el sistema gola. Este sistema consiste en prescindir de cualquier tirador que sobresalga de la armariada, para ello se lleva a cabo el diseño de uñeros en cada puerta de manera sistematizada, consiguiendo líneas continuas horizontales y/o verticales que componen todo el mobiliario de cocina. Con el fin de llevar a cabo este cometido la altura del mueble de cocina estándar se aumenta ligeramente, creando una pieza frontal bajo la encimera que sirve de cierre al cajón o mueble. Este rebaje de centímetros se absorbe reduciendo la pieza de rodapié, manteniendo así la altura total de la encimera.

Sistema gola con perfil en L. Fuente EMUCA.

Para llevar a cabo este sistema se emplea un perfil metálico a modo de frontal del mueble, que hace de tope y garantiza el espacio suficiente para introducir los dedos y agarrar la puerta; o bien, creando una puerta con su parte superior en chaflán y un perfil plano que simplemente sirve de tope.

Tipos de sistema gola. Sistema con perfil plano y chaflan, y sistema con perfil en L.

El sistema gola se puede compaginar con mecanismos de cierre suave e incluso añadir cajones interiores dentro de otros mayores, manteniendo el ritmo en la composición. Además, este sistema permite emplear piezas de encimeras de muy bajo espesor y conseguir que esté alineada con las puertas, evitando el voladizo tradicional de las encimeras sobre los muebles.

Del mismo modo en ciertas ocasiones, por motivos de diseño y estética, podría interesar que no existiese ningún atisbo de manilla o uñero, consiguiendo así una armariada continua que bien podría confundirse con un panelado de pared. En estos casos para hacer posible la apertura de puertas podría emplearse el sistema de On-Push, con el cual un leve empuje en el borde de la puerta acciona un muelle que expulsa la hoja unos centímetros hacia fuera, permitiendo así su apertura completa. De esta forma se consigue una continuidad total y una integración completa de este tipo de muebles.

Armariada con sistema On-Push. Proyecto Vivienda C24. Carlos Pedraza Arquitectos Asociados. Ejecutado por Egion.

La apertura de puertas, así como el cierre de las mismas, supone una acción inconsciente en el día a día, pero el diseño puede conseguir que abrir una puerta llegue a ser una nueva experiencia, aportando no sólo valores estéticos sino también de confort. 

Reforma en Ciutat Vella. Arcadi Royo, Juana Mª Molina y Anna Millet, arquitectos.

 

Egion
Ejecución de Proyectos de Arquitectura e Interiorismo
C/ García de Vinuesa 22, 1ºA - 41001 Sevilla
egion@egion.es
Aviso legal · Política de Cookies

Twitter Egion


Se recomienda utilizar los navegadores Chrome, Mozilla y Safari en esta web

                            

Pin It on Pinterest

Share This